Reseñas

Makuba – Maruja Moyano

A caballo entre la novela ligera y la investigación comprometida, Makuba nos traslada a comienzos de siglo durante el trascurso de la segunda guerra del Congo, con el objetivo de ofrecer el devastador retrato social derivado del combate. Se trata éste de un trabajo idóneo para acercar los entresijos políticos y humanitarios del conflicto de una manera clara, donde se palpa una excelsa labor de documentación detrás. Además, supone para su autora, Maruja Moyano, su primera tentativa literaria, una carta de presentación convincente y cargada de humildad.

Sorprende la cercanía del relato, la descripción detallada de los paisajes y la solidez que forman los pormenores de la trama, máxime cuando la propia autora nunca ha viajado al lugar de los hechos. Tal y como confiesa Moyano, la base real de la novela ha sido forjada a través de bibliografía en una extensa y rigurosa investigación que tiene su punto de partida en una de esas noticias que colman los periódicos y suelen pasar desapercibidas ante el hastío que, por desgracia, las envuelve. Cabe destacar que Makuba fue escrito en el restablecimiento tras una enfermedad, lo cual parece haber calado en la fortaleza y determinación de sus propios personajes.

Makuba narra la historia de Marta Mingot, una joven pintora alicantina de carácter impetuoso que tras su primera exposición siente la necesidad de viajar hasta la ficticia ciudad congoleña de Makuba para conocer sus fascinantes secretos y la pureza de su riqueza cultural. Poco después de llegar, Marta da cuenta de una realidad muy distinta a la imaginada, con un país que se desangra a causa de una feroz guerra civil. Aun así, la joven decide continuar su periplo gracias a la ayuda del periodista Pablo Coloma y su guía Kafulu Ndulani.

Después de salvar la vida tras un asalto, Marta y Pablo se embarcan en un segundo viaje a El Congo en el cual conocerán de primera mano la motivación del conflicto, la crueldad del combate y el extremo sometimiento hacia la mujer. Estos tres pilares fundamentales conforman la faceta periodística y de investigación de la obra, que conforme avanza la misma se convierte en la predominante. Por el contrario, el aspecto novelesco con el que arranca la misma se va diluyendo, dejando la sensación de haber podido profundizar más en la relación entre los personajes.

Como muestra Makuba, el control de las minas de coltán un mineral usado para la producción de dispositivos electrónicos, del cual la principal reserva del mineral se encuentra en la República Democrática del Congo–, es el principal responsable de un conflicto armado que ha contado, y cuenta, con el beneplácito de las principales potencias industriales y los gobiernos occidentales. Las consecuencias fueron las sucesivas limpiezas étnicas entre tutsis y hutus, torturas, millones de refugiados y violaciones. La novela integra con naturalidad diversos testimonios escalofriantes, como el siguiente de un antiguo niño soldado:
–Invadimos una aldea, nos dijeron que matáramos a todos, eran de la etnia lendu, incendiábamos las casas y disparábamos a los que salían de ellas sin importar quiénes fueran. De una casa salió una mujer embarazada, apenas podía correr. La acorralamos y empezamos a bromear sobre lo que podía llevar en el vientre. Ella lloraba mucho y sus gritos ya nos fastidiaban. Con un machete le abrimos la barriga, sacamos al bebé, lo troceamos y nos lo comimos allí mismo. […] Si te decían que arrancaras los ojos, lo hacías, y, si te ordenaban abrir el pecho y sacarle el corazón, le sacabas el corazón. Íbamos colocados, en aquellos momentos no nos parecía tan terrible. Solo eran enemigos”.

La novela realiza un fuerte énfasis hacia la atroz represión de la mujer. Destaca la inclusión en la obra del Dr. Denis Mukwege –nominado en tres ocasiones al Nobel de la Paz– un ginecólogo que se encarga de reconstruir los órganos sexuales femeninos y del cual se estima que ha tratado a más de cuarenta mil mujeres. No en vano, se calcula que cerca de un millón de mujeres han sido objeto de mujeres han sido violadas, esclavizadas, obligadas a embarazos o abortos forzados, etc. No solo la represión física, sino su marginación social es denunciada.
–[…] Posiblemente es el único recurso que les queda para comprar lo más básica para ellas y sus familias. Muchas empiezan en este oficio tras ser violadas o embarazadas, a veces por los propios hombres de su familia. Las mujeres no tienen un gran valor aquí. El maltrato es una constante en sus vidas y la necesidad se antepone la mayoría de veces a una formación escolar elemental. Las mujeres sufren doblemente el castigo de la guerra, la incultura y los prejuicios sociales”.

En cuanto a su estilo, Makuba opta por un enfoque narrativo múltiple, intercalando diálogos en presente con pasajes del pasado que se entrelazan de forma espontánea y sencilla para el lector. El lenguaje empleado por Moyano es directo, sin renunciar a alguna que otra licencia, modelando una impronta consistente. Su principal bondad reside en la forma de retratar los escenarios, transportando por un instante al lector, tal y como ilustra la siguiente pieza.
Hubo tiempo de hablar durante los atardeceres dorados que, apoyada en la barandilla del barco, contemplaba hipnotizada la ribera lejana, el verdor de la selva que pasaba despacio ante sus ojos, los lentos movimientos de las manadas de hipopótamos que refrescaban en el agua la mole pesada de sus cuerpos; los grupos de gorilas que apenas se dejaban ver entre el follaje verde, pero a veces parecía adivinarlos; los monos chillones de especies variadas que saltaban entre las copas de los árboles, la variedad de trinos que se mezclaban y aun así armonizaban con todo un conjunto de ruidos, silbidos y melodías de la selva, el reptar lento de los cocodrilos en las orillas arrastrando sus cuerpos ante el barro al acecho de una presa, pacientes y certeros en el ataque”.

Así pues, Makuba es mucho más que una obra entretenida y de accesible lectura, al cumplir con creces su papel de dar voz a un expolio silenciado, que sin entrar en el debate de nuestra mayor o menor responsabilidad, resulta imprescindible conocer. Tras su notable opera prima, Maruja Moyano se encuentra ya preparando un segundo trabajo de corte social que a buen seguro nos gustará leer y destripar.



———————————————-
Ficha Técnica:
Título: Makuba.
Autor: Maruja Moyano.
Páginas: 242.
Editado por: Editorial Club Universitario.
Año de publicación: 2014.
Comprar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s