Microrrelatos

Paredes

Hay veces que es necesario observar detenidamente a las paredes. Refugiarse en su cálido silencio, ser liso como su tacto, pintar la mente con su blanco y contagiarse de su aparente sencillez.

Entre el yeso y el ladrillo descubro que hay veces que es necesario preguntarse en lugar de contestar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s