Reseñas

El Giro de Italia — Dino Buzzati

Me siento especialmente afortunado por tener amigos que se preocupan de mi alimentación lectora. De hecho, últimamente no leo otra cosa que no sean libros de compañeros, recomendaciones amables o incluso regalos. En mi treinta y dos cumpleaños, mi colega Sebastiano —un napolitano más granadino que un tubo de Alhambra en una plazoleta del Realejo— tuvo a bien en proveerme de lectura estival. Teniendo en cuenta mi vínculo con Italia y mi pasión por el ciclismo —al menos a verlo desde el sofá—, éste me obsequió con El Giro de Italia, una obra del periodista Dino Buzzati que trasciende más allá del deporte de las dos ruedas.

La obra se compone de las crónicas de la ronda ciclista del año 1949, recogidas diariamente en el periódico deportivo La Gazzetta dello Sport. Dicha edición vería el principio del ocaso de uno de los mitos del ciclismo transalpino, Gino Bartali, y la consolidación del mejor corredor italiano de la historia, Fausto Coppi, con la consecución de su tercera maglia rosa. Meses después Coppi refrendaría su hegemonía con su primer Tour de Francia, batiendo de nuevo a Bartali y convirtiéndose en el primer ciclista en ganar ambas rondas el mismo año. Desde los coches de la prensa que escoltaban al pelotón y entre las bambalinas de hoteles, traslados en barco y restaurantes, Buzzati retrataba la intrahistoria de las etapas que después dictaría telefónicamente antes del cierre de edición. A falta de detalles de carrera, las piezas de Buzzati recogen anécdotas de fino estilista que dejan entrever su vertiente de novelista: la batalla por el farolillo rojo, los hábitos de los grandes campeones, el trabajo invisible de mecánicos y ayudantes, el ingrato paso del tiempo o la prisión que forjan las grandes expectativas.

El Giro de Italia no es sólo un relato deportivo, sino que refleja el sentir de una Italia que acababa de liberarse del yugo fascista y respiraba un ambiente de esperanza. La obra describe minuciosamente cómo la llegada de la serpiente multicolor desataba una fiesta contagiosa en las ciudades. Aparte de adelantos técnicos y una evolución táctica más conservadora, sorprende que la esencia de la competición no haya apenas variado desde entonces. Tampoco lo ha hecho la desigualdad entre el próspero norte y el sur deprimido, si acaso agravado por el milagro económico derivado del Plan Marshall, tal y como ilustran los capítulos por los que el Giro recorre las regiones de Sicilia y Calabria en contraposición al Veneto y Lombardía.

El ejercicio de Buzzati resulta especialmente chocante al tener en cuenta que el género de la crónica se encuentra en vías de extinción. Con la ingente cantidad de información y medios, leer periódicos o dedicar tiempo a profundizar en los hechos más allá del titular y, con mucha fortuna, la entradilla resulta una osadía. El Giro de Italia ilustra cómo en un lapso de pocas décadas la acumulación de bienes, servicios y conocimientos ha transformado a la sociedad en un reducto secuestrado por la superficialidad y la inmediatez. No es que no queden buenos escritores, ni buenos cronistas, es que el canal ha quedado obsoleto y la calidad ha sido sustituida por la cantidad. En las faldas de esa montaña infinita de posibilidades, hemos hecho de la insatisfacción por no atisbar cima nuestra forma de vida. Y yo, mientras tanto, me abrazo a esta novela agradecido por el viaje en bicicleta a otra época.

9 respuestas a “El Giro de Italia — Dino Buzzati

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s