Reseñas

Poeta chileno — Alejandro Zambra

Los escritores son seres de una loable generosidad. Las ínfulas, los logros, los fracasos, la vanidad, las rivalidades y la mirada con la que cada uno transcribe la vida son elementos fecundos para la confección de historias. De entre todos los autores, los poetas destacan por su altruismo y compromiso con la sátira. En una narración perspicaz con toques de humor y sensibilidad literaria, Poeta chileno retrata el oficio y la afición a la escritura bajo las particularidades que ofrece el contexto social de Chile. Una lectura que captó mi atención por la notable repercusión generada entre la comunidad de escritores y de la que ningún escritor con ínfulas debe dejar pasar.

La obra se centra en las cándidas peripecias de Gonzalo, un joven chileno aspirante a poeta, y de Carla, quienes tras años de separación, vuelven a ser pareja. En el rencuentro aparece Vicente, hijo de Carla fruto de otra relación, y un nuevo proyecto de trovador. Por medio de ambos poetas, Zambra discute la motivación de escribir, el intento por acomodar la ópera prima en una editorial y granjearse reconocimiento, la extravagancia de recitales y presentaciones, las envidias y la falsa cortesía entre escritores, así como la percepción distorsionada de la obra propia. Vicente y Gonzalo encarnan la figura del escritor humilde, honesto y perdedor, resignado a convivir en el ostracismo, mientras que la jungla que los rodea es presa de los delirios de grandeza. En este sentido, he echado en falta más acidez en la caricaturización de los poetas, una crítica más contundente a la farándula y a los que manejan los hilos de los títeres. Al terminar de leer la novela escuché alguna entrevista con Zambra. Presiento que es un autor demasiado gentil y que ha preferido no ganarse demasiados enemigos.

Durante toda la novela se pone en tela de juicio el concepto de poeta y escritor. Es en la parte final donde la trama se centra en su calado más primitivo, el de expresar con la palabra sensaciones y emociones y conseguir despertarlas, aun sin lentejuelas ni perfumes, y consigue facturar una sucesión de escenas conmovedoras. Además, Alejandro Zambra las integra junto a un apasionado influjo literario y aprovecha para homenajear obras como Catedral de Raymond Carver y La montaña mágica de Thomas Mann, entre otras, recomendación que aprovecharé como próxima lectura. La sinceridad embadurna las palabras de Poeta chileno de forma natural, un aspecto que siempre cabe celebrar. De hecho, la construcción de Gonzalo contiene multitud de guiños autobiográficos del autor arraigado en México.

El enclave chileno juega un papel activo en la historia. Se intuye un deje de denuncia social y también de parodia hacia las convicciones ideológicas más estereotipadas del progresismo cultural. Entre otros temas se aborda la nueva constitución, las reivindicaciones por la gratuidad de la universidad, la extremas desigualdades sociales, el conservadurismo heredado de la dictadura de Pinochet y ese proyecto fallido de convertirse en una sucursal del capitalismo más desaforado. A modo de epílogo, hubiera sido maravilloso un reencuentro de Vicente y Gonzalo tras la reciente victoria de Gabriel Boric.

Poeta chileno es un libro que se lee con extrema agilidad dado el uso recurrente del diálogo. Sin grandes artificios líricos, Zambra confecciona una voz con personalidad que, como ya me sorprendió en la lectura de Trigo limpio, se permite la licencia de interceder en la narración para dar precisas puntadas. En definitiva, una fotografía sobre la apariencia que atisba el lugar donde nace la luz.

17 respuestas a “Poeta chileno — Alejandro Zambra

  1. Tengo muchísimas ganas de leerlo. De él leí hace poco «Bonsái» y «La vida privada de los árboles» y me gustó su estilo. Además viví en Chile unos años y conozco bien esas desigualdades y problemas sociales que denuncia, así que no tardaré en leerlo. ¡Muy buena reseña, Rafalé! Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Tengo ese libro que me lo heredó una amiga y la verdad es que lo había relegado, pero después de leerte creo que será el próximo que leeré. Yo estuve en Chile hace ya algún tiempo y quedé enamorada de ese país y de su gente que tanto sufrió con la dictadura. Gracias por la reseña. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Nunca he dudado de la importancia de hablar sobre obras narrativas que vale la pena leer; pero también es cierto que resulta más fácil apreciarlas cuando nos las describen como tú lo haces.
    Poeta chileno estará entre las que tengo pendientes de conocer. Ojalá pudiéramos disfrutar de todos los libros escritos antes de que la parca viniera a por nosotros.
    Muchas gracias por tu reseña.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Supongo que a mí también me picó la curiosidad de leer las reseñas de otros compañeros. Me alegra que la impresión, con un poco de artificios intermedios, tenga ese poder. Mil gracias por tus palabras, compañero. Un fuerte abrazo, adelante!

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s