Autobombo · La Cuarentena De Los Necios

‘La cuarentena de los necios’ muy pronto en la calle

No quepo de la emoción al anunciar la próxima publicación de La cuarentena de los necios, mi primera novela. Un título que quizá os suene, debido a que su semilla fue plantada en estos campos virtuales. Tras escribirla como un ejercicio para divertirnos y estrechar cuarentenas, pensé que aquella historia quizá merecía algo más.

Me puse manos a la obra, acicalé la necedad y la dejé reposar durante un tiempo. Afortunadamente, pude sumar fuerzas con los compañeros de Nazarí, sello que ha tenido a bien trabajarla, mimarla y editarla. El 1 junio estará disponible. En los próximos días iré desgranando donde hacerse con ella, las fechas de la presentaciones y otros detalles. La cuarentena de los necios ya llegó para mostrar que la realidad es siempre la alternativa más difícil de creer.

Un fuerte abrazo, compañeras. Adelante!

Puedes reservarlo, dedicado si lo indicas, AQUÍ.

Portada de LCDLN

29 respuestas a “‘La cuarentena de los necios’ muy pronto en la calle

  1. Mucha suerte, Rafalé. Espero que sea una buena experiencia y vaya despegando la cosa. Creo que manejas una prosa estupenda, cómo decirlo… Se desliza suave, no raspa ni hace bola. Está equilibrada y tiene personalidad; es fácil reconocerte en pocas líneas. En fin, me da que ese libro también será de paladar delicado, por seguir con el símil culinario.

    Te deseo mucho éxito. También la gente que escribe bien tiene derecho a vender libros. Vamos, digo yo.

    Un saludo y, como bien dices, adelante.

    Le gusta a 1 persona

    1. Venía pensando que hay un cierto grado de inconsciencia en la gente que se decide a publicar. Veremos en esta aventura si en mi caso era total y parcial. Mil gracias por tu entusiasmo y tus bellas palabras, compañera. Un fuerte abrazo, adelante!

      Me gusta

  2. «La realidad es siempre la alternativa más difícil de creer». Lo vi desconcertado en la cuarentena por el virus; la estupidez de tanta gente antibarbijo, la miseria humana de tantos gobiernos que se decían sorprendidos por los nuevos brotes posteriores a las «flexibilizaciones». Lo vi en Ucrania. Es claro el lavado de cerebro que hace la OTAN, pero me conmocionó ver en concreto ¡cuánto! funcionó a escala mundial, viniendo el mensaje de una unión de potencias colonialistas.
    Suerte con el libro. Me gusta mucho el título.

    Le gusta a 1 persona

    1. En efecto, la idea es la que citas tú: la estupidez está por doquier con un poder absoluto y, lejos de aplacarla, la sociedad actual ha decidido reforzarla. La pandemia sólo puso de manifiesto, una vez más, su amplio radio de acción y esta historia, de forma disparatada, intenta apuntalar dicha idea.

      Mil gracias por tus palabras y tu apoyo. Espero que te guste, compañero. Un fuerte abrazo, adelante!

      Le gusta a 1 persona

      1. Ni bien se pueda compro el libro. Realmente me gusta como escribes. Sin artificios literarios; y desde lo que percibes y conoces, rompiendo la burbuja en que la mayoría elige esconderse. Será un descanso leerte.

        Le gusta a 1 persona

      2. Leer tus palabras me pone muy contento, pues es la forma en la que trato de escribir. No siempre consigo que mis confidentes lo perciban así, pero cuando lo hacen es una sensación maravillosa. Encantado, compañero. Un fuerte abrazo, adelante!

        Le gusta a 1 persona

  3. Supongo que tenemos naturalezas parecidas. De adolescente vi una película en que dos mujeres judías miran por la ventana de una barraca, están por fusilar a algunas compañeras en el patio del campo. Cuando están por disparar, una aparta la mirada; la otra le dice: «No, mira». Sin más explicación yo sentí que en mi vida debía mirar. Quizás a muchos y muchas apartar la mirada les ayuda a no enloquecer. Quizás algunos que no te entienden es porque no quieren entender; y muuucha gente simplemente no sabe leer entre líneas, los «best sellers» son bien explícitos y lineales.
    Un abrazo fuerte, saludos a Felipe y a su papá.

    Le gusta a 1 persona

    1. Ese es el punto, compañero. Nos hemos acomodado a la comodidad, a ser meros sujetos pasivos, a seguir la inercia, a decidir entre las opciones que otros quieren… En definitiva, nos hemos acostumbrado a no pensar. Pero ahí estaremos dando guerra. Mil gracias por tus palabras. Un fuerte abrazo para todos, adelante!

      Le gusta a 1 persona

  4. Justo vengo de darme la 4ª dosis antiCovid. Con la taxista recordábamos que en Argentina hubo levantamientos civiles importantes y, con un poco de desesperación, hablábamos de cómo el pueblo argentino se transformó en una ameba. Cuando termino la dictadura fuimos unos cientos de miles que salimos a pedir respuesta por los secuestrados, un porcentaje ínfimo de la población. En el 2001, cuando el gobierno decretó que no se devolvieran los ahorros en dolares fue un escándalo nacional. Una vecina lo sintetizó muy bien: «a la clase media podés matarle un hijo pero no le toques el bolsillo».

    El consuelo me lo dió Joan Baez en un reportaje de 2018 (Trump): “No soy optimista, siento temor por mi nieta, no entiendo cómo podrá haber un mundo en el que pueda vivir. Pasamos la mayor parte del tiempo en la negación, por ejemplo del calentamiento global, pero debemos ser conscientes de que hay todavía cosas que podemos hacer. Siempre he creído en pequeñas victorias y grandes derrotas. Hoy vivimos una enorme derrota, por lo que cada pequeña victoria deviene importante”.

    Por suerte en todo el mundo hay grupos haciéndole agujeritos a esta plutocracia. Y en Internet hay un gran movimiento por la Red libre, que saben tanto o más que los «genios» de Microsoft porque fueron los pioneros. De ese grupo de ciberjipis que se juntaban para intercambiar ideas sacó Billy muchas cosas que patentó como propias. Lo contaron los protagonistas en un documental.
    Seguiremos dando guerra.
    https://www.facebook.com/hljorge

    Le gusta a 1 persona

    1. Esa es la única esperanza que nos queda, la de las pequeñas victorias, la de los mordiscos a esa plutocracia y la de los ejemplos de la historia de que con un poco de convicción se pueden hacer grandes coasas.

      Mil gracias por tu valioso testimonio y tu fuerza.

      Un fuerte abrazo, adelante!

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s