Vida Moderna

Críticas Traidoras

Esta semana he estado hospedado en un alojamiento de la plataforma HellBnb. Debía asistir a una feria agrícola para publicitar nuestro estiércol doblemente biodegradable. Dentro de su austera política de gastos, la empresa predispuso una cantidad exigua para pasar la noche y la recomendación de cenar a base de los contenedores cercanos a los puestos ambulantes de la feria. A pesar de ello, encontré una habitación de un apartamento que las críticas describían como bien equipado, cómodo y limpio. Además, los antiguos huéspedes decían que el anfitrión era atento, formal y brindaba al huésped multitud de pequeños detalles. Sin embargo, los sistemas de críticas me la volvieron a jugar.

Sigue leyendo “Críticas Traidoras”

Vida Moderna

Consejos Para Aspirantes

Aunque nadie me lo haya pedido, me veo en la obligación moral de abrir este post para ofrecer una serie de infames e innecesarios consejos sobre cómo ser más prolífico y eficaz a la hora de escribir. Aspirantes y aprendices de escritor estáis de enhorabuena: ya podéis encargar vuestro Premio Planeta.
1)       Toda acción de tu vida es un relato o novela en potencia. Con un poco de imaginación, la visita de los domingos a la abuela en el asilo puede convertirse en una trama de narcos ancianos que intentan derrocar a un clan de enfermeros zombies.
2)       No dejes para más tarde lo que puedas escribir ahora, porque se te acabará olvidando. Si estás en medio de una noche de pasión y te viene la idea de tu vida corre a escribirla. Más vale coitus interruptus que no un capítulo o un relato huérfano.
3)       Escribe en cualquier rincón donde te pille la inspiración. En la taza del retrete se pueden escribir los más bellos poemas de amor y los más desgarradores alaridos de soledad. Recomiendo enfundarse un bolígrafo a la oreja y llevar una libreta pequeña en la ropa interior, cuyo tamaño depende de las posibilidades de cada cual.
4)       Una técnica infalible para ganar veracidad es utilizarse a uno mismo como personaje. Cuidado porque exponerse demasiado conlleva sus riesgos y puede ser motivo para acabar preso o en un manicomio. Una alternativa es diluir tus pensamientos en un pastor trashumante de Badajoz o en una monja de clausura, así nadie sospechará de la inspiración.
5)       Al hilo de construir personajes creíbles, no dudes en utilizar a tu pareja, familia y amigos con fines literarios. No olvides cambiarles el nombre, el sexo o el color del pelo para disimular. De esta forma convierte a la puritana tía Catalina en madame de un burdel de lujo o al misterioso primo Feliberto en un coleccionista de cadáveres.
6)       Cualquier intento de ser demasiado original será en balde. Antes que tú han deambulado miles de escritores por las mismas ideas y dificultades. Si tienes en mente una historia que se parece mucho a otra, escríbela igualmente. Si cambias Macondo por Camondo, ¿quién osará a decir que ‘Mil Años De Soledad’ es un plagio?
7)       No te censures nunca. El pensar en el que dirán o en el si va a gustar va a estropear el brillante material que tienes entre tus dedos. Si te da por relatar el deterioro de las persianas del vecino o lo emocionante que es hacer cola en la Agencia Tributaria, no creas que no hay belleza o interés en él.
8)       Si al despertarte de la cama recuerdas un sueño, no desaproveches la idea caída del cielo. En estos casos recomiendo tener cerca una grabadora para describir vagamente las escenas. Stephen King comenzó inspirándose en sus pesadillas y no le ha ido mal.
9)       No te desvivas por las formas y el estilo. Se trata de la última fase de la escritura. Prima el contenido, retrata la idea original y acaba de redondearla. Ya tendrás tiempo de pulirla si realmente merece la pena o enterarla en el cajón de los ya veremos.
10)   A excepción de los autores que tiran de negros, las historias por lo general no se escriben solas. Seguramente en tu cabeza tengas diez o doce novelas brillantes que son suficientes para merecer un premio Nobel de Literatura. Pero la diferencia entre ganarlo y desearlo es sólo escribir.
No lo querrán reconocer, pero este fue el método que utilizaron autores de la talla de Stephenie Meyer, Paulo Coelho, E.L. James, Lucía Etxeberría, Albert Espinosa o Boris Izaguirre.
Viajes

Cuba No Es Fácil

Descarga el relato en formato PDF o EPUB.
——————
Llegué a Cuba en busca de lo desconocido, ansioso por dejarme atrapar por su incertidumbre perenne y su virginidad natural. Después de veinte días, he vuelto cargado de experiencias paradójicas, piezas de un puzle incompleto que no tienen la más mínima preocupación por encajar entre sí. Conforman estas un paisaje salvaje a la par que difuminado del cual he desistido comprender. Ni tan siquiera el guajiro más sabio se atreve a otra cosa que no sea maravillarse con este milagro hecho isla.

Sigue leyendo “Cuba No Es Fácil”