Reseñas

Los acordes rotos del destino — Tina de Luis

El amor es una fuente tan potente que por sí solo es capaz de motivar las historias más bellas jamás contadas. Paradójicamente, su poder descontrolado puede desencadenar sentimientos aparentemente enfrentados como el odio y la venganza. En ocasiones me gustaría atreverme a dejarlo fluir y que él me llevara a donde creyera conveniente, pero hay algo en su inmensidad que me produce ciertos recelos y miedos. A diferencia de quien escribe, el amor sincero y desbocado impulsa a los personajes que protagonizan Los acordes rotos del destino, la última novela de Tina de Luis, por la quien siento una amistad cavada en las trincheras literarias.

Seguir leyendo «Los acordes rotos del destino — Tina de Luis»
Autobombo · Madrid · Reseñas

El año del búfalo – Javier Pérez Andújar

Recientemente me propuse salí del ostracismo literario en la gran capital. Lo hice en la presentación de El año del búfalo, la última novela de Javier Pérez Andújar, Premio Herralde de Novela. Sobre estas desventuras y mis impresiones acerca de las psicofonías del búfalo he escrito para Leer en la nube, blog literario de las Bibliotecas Públicas de Leganés. Mediante este enlace podéis leer mi colaboración. Adelante!

Reseñas

Las uvas de la ira — John Steinbeck

En un contexto corrompido por el egoísmo y la inversión del concepto de libertad, se hace imprescindible una reivindicación audaz de la solidaridad y el bien común. Aunque la literatura tenga un poder de transformación limitado, se me ocurren pocas obras que ejemplifiquen de una forma tan rotunda la necesidad de las mismas como lo hace Las uvas de la ira. Un clásico de la literatura universal que despertó mi curiosidad gracias a la camaradería del boca a boca entre colegas y que ahora se me antoja imprescindible. La novela de John Steinbeck supone una crítica certera a la deshumanización propiciada por el capitalismo extremo y cuyo mensaje es de rabiosa vigencia.

Seguir leyendo «Las uvas de la ira — John Steinbeck»
Reseñas

Poeta chileno — Alejandro Zambra

Los escritores son seres de una loable generosidad. Las ínfulas, los logros, los fracasos, la vanidad, las rivalidades y la mirada con la que cada uno transcribe la vida son elementos fecundos para la confección de historias. De entre todos los autores, los poetas destacan por su altruismo y compromiso con la sátira. En una narración perspicaz con toques de humor y sensibilidad literaria, Poeta chileno retrata el oficio y la afición a la escritura bajo las particularidades que ofrece el contexto social de Chile. Una lectura que captó mi atención por la notable repercusión generada entre la comunidad de escritores y de la que ningún escritor con ínfulas debe dejar pasar.

Seguir leyendo «Poeta chileno — Alejandro Zambra»
Reseñas

A sangre fría — Truman Capote

En mi incierta contienda contra la ignorancia, he decidido adentrarme en la obra de uno de los grandes de la literatura universal: Truman Capote. Lo he hecho sin ambages, decantándome por A sangre fría, la célebre novela que, en clave de reportaje literario, narra los asesinatos reales en el seno de la familia Clutter. Una obra que además de sus exquisitas descripciones y la rigurosidad de la reconstrucción, de los hechos destaca por un fiel retrato de la sociedad norteamericana y profundiza en la motivación que hay detrás de un asesinato. Una buena muestra de lo necesario que es entender el mal para acariciar la verdad.

Seguir leyendo «A sangre fría — Truman Capote»
Reseñas

El desierto de los tártaros — Dino Buzzati

Supongo que hay un momento de toda existencia en que cabe plantearse cuál es el rumbo. En la mayoría de casos no hay respuesta, si acaso una mera ilusión que la suplante con solvencia. Algunos, consciente o inconscientemente, se esquivan a sí mismos y tratan de correr sin mirar atrás. Es comprensible abrazarse a la anestesia producida por la pasividad y la indiferencia, pues con tan sólo mentarla te lanza a un abismo infinito y angustioso. Vengo observando que, consumida la juventud y obligados a caminar sin guías, el enfrentamiento a nuestra propia existencia es capaz de asfixiar. En medio de esta vorágine, he leído El desierto de los tártaros de Dino Buzzati, un auténtico bofetón de realidad en forma de fina metáfora.

Seguir leyendo «El desierto de los tártaros — Dino Buzzati»
Reseñas

La última paloma – Men Marías

La casualidad ha hecho que empiece a frecuentar el género negro. Paseaba por Barcelona cuando enchufé la radio y descubrí el programa Crims, dirigido por Carles Porta, el cual recrea y analiza crímenes reales. Más tarde recuperé los episodios de Negra y Criminal, que combina los casos reales con otros ficticios procedentes de la pluma de Poe, Agatha Christie o Doyle. Recientemente, me entró la curiosidad por leer la flamante publicación de mi paisana Men Marías, sin saber muy bien a qué me exponía. La última paloma es una obra que se centra en una sucesión de asesinatos macabros, cuya narración permite abordar la historia del pueblo de Rota, ahondar en los abismos del dolor y comprender la construcción de la sociedad contemporánea.

Seguir leyendo «La última paloma – Men Marías»
Reseñas

Tiempo de silencio — Luis Martín-Santos

Últimamente se ha instalado en mi oído un ruido silencioso. Se trata de una sucesión de ideas difusas e inconexas que chocan en mi cerebro sin lograr captarlas por completo. Al mismo tiempo, recorren mi mente el último escándalo político que obliga a todo bicho viviente a posicionarse, el informe que debí concluir hace un mes, la necesidad de visionar la serie sobre un juez fracasado que ha emprendido con éxito en el campo del narcotráfico o decidir si comprar huevos de gallinas camperas o de suelo. Sumido en esa niebla de destrucción, he leído Tiempo de silencio, escrito por Luis Martín-Santos, una de las obras más complejas que he tenido entre las manos.

Seguir leyendo «Tiempo de silencio — Luis Martín-Santos»
Reseñas

Frankenstein o el moderno Prometeo – Mary Shelley

Ser ignorante tiene sus ventajas. Además del sosiego que aporta, en ocasiones te brinda algunas sorpresas. Entre los diferentes tentáculos por los que se extiende mi propia ignorancia, el ámbito cinematográfico y la literatura son de los más alargados. Especialmente, cuando se trata de obras clásicas. En mi firme propósito de limar dichos tentáculos, y también dejar de perder el tiempo viendo vídeos de carreras de caracoles, me dispuse a leer Frankenstein o el moderno Prometeo, escrito a comienzos de Siglo XIX por Mary Shelley. El no disponer de referencias de sus diferentes adaptaciones al cine y la televisión me ha permitido maravillarme de una historia asombrosa.

Seguir leyendo «Frankenstein o el moderno Prometeo – Mary Shelley»
Cuba · Reseñas

Como polvo en el viento — Leonardo Padura

Una de las mejores formas de conocer el sentir de un pueblo es mediante su movimiento. Debido a su enclave estratégico y su pasado a ritmo de oscilaciones coloniales y gritos de independencia, la genética cubana no conoce la quietud ni el reposo. En una realidad cada vez más globalizada y esquiva a la estabilidad, la diáspora del pueblo cubano se ha acentuado fruto de la oposición del modelo político y económico al conglomerado capitalista. Desde un punto de vista humano, el escritor cubano Leonardo Padura retrata esta diáspora en Como polvo en el viento, una novela extensa y profunda, cargada de crudeza y emoción con posos de esperanza en un futuro mejor.

Seguir leyendo «Como polvo en el viento — Leonardo Padura»
Reseñas

Dracula – Bram Stoker

He dedicado mi primera lectura del año al clásico de terror Dracula, firmado por el irlandés Bram Stoker allá por 1897. No tuve ninguna motivación especial para decantarme por éste más allá de calmar la voracidad. Cuando acabo una lectura, no suelo tardar más de dos segundos en elegir otra. Antes uno se acercaba a la biblioteca o a la librería con la emoción de la novia que va a probarse su vestido. Ahora el acto se resume en apretar a lo sumo dos botones de tu dispositivo. Nada más empezar a leer me digo a mí mismo “¡Joder!, tendría que haber leído aquella otra, la que llevo más de diez años posponiendo” o “¡Rediós! Si tenía apuntado la de aquel autor novel con el que me comprometí y que ahora me acosa por privado en Facebook”. A Drácula lo tenía en mi proyecto de compensar la aversión generacional a los clásicos y mitigar la necesidad de consumir material nuevo. Calculo que en tres vidas y media podré culminarlo.

Seguir leyendo «Dracula – Bram Stoker»
Reseñas

Juan Tallón – Rewind

Últimamente me he aficionado a las listas. Yo que tanto he despotricado contra el género de autoayuda, del cual intuyo que la razón de su existir es confeccionar listas. En el móvil tengo una aplicación en la que anoto inspiraciones que me parecen geniales y al releerlas me hacen morir de vergüenza ajena; transcribo recuerdos infantiles sin saber si son reales o fruto de mi imaginación; cosas que necesito comprar como un limpiador de muebles que usaré hasta rendirme a la idea de convivir con el polvo; y una lista de tareas pendientes, en la que figura tener descendencia o tatuarme una palabrota en chino que me haga parecer un poco más normal.

Seguir leyendo «Juan Tallón – Rewind»
Reseñas

El Club De La Lucha – Chuck Palahniuk

No tengo reparo en admitir que soy un completo ignorante de las referencias de la cultura contemporánea. No he visto ni una entrega de la saga de ‘Star Wars’, no he leído a Tolkien, ni tampoco he escuchado ninguna canción de Coldplay. Quiero pensar que estas influencias fueron sustituidas por ‘El Milagro De P. Tinto’, los libros de Dulce Chacón y la adrenalina de Barricada. Sin embargo, me niego a ser esclavo de la autenticidad y la marginación cultural. Por eso, me lancé al rin de El Club De La Lucha, novela de culto internacional.


Así pues, en mis trayectos de tranvía de casa al trabajo y de vuelta de la frustración a la autocomplacencia, devoré la obra más relevante de la producción de Chuck Palahniuk. Sus páginas me sacudían hasta el borde del noqueo. El estilo es directo, avivado por las frases cortas y las repeticiones certeras. Las escenas se sucedían de forma vertiginosa. Tan pronto asistía a la reunión de un grupo de apoyo para pacientes de cáncer testicular como fabricaba bombas caseras compuestas de parafina y napalm. El grado de absorción era tal, que miraba a mi alrededor tratando de no revelar cada una de las reglas del club. «No se habla del club de lucha fuera del club de la lucha», repetía para mí. El desenlace resultó un giro argumental maestro, el cual terminó por significar mi propio K.O.

Sobre interpretaciones existen numerosas teorías: la crítica a la figura de la masculinidad contemporánea, una sátira salvaje sobre la sociedad capitalista o un desdoblamiento de personalidad fruto de una gotera psiquiátrica. Me gustaría entender el relato como una metáfora sobre la monotonía cotidiana y la crisis existencial de los hombres que rozan la cuarentena, pero es una quimera sin importancia que merece la pena mantener en vilo.

Lo que más admiración me produce de la obra es la manera en que el autor utiliza su propia experiencia. Este material es deformado convenientemente y sobre él se cimenta una ficción apabullante y sin fisuras narrativas. De nuevo, no hay mejor inspiración que mirarse al ombligo. No hay mejor retrato de la sociedad que fotografiarse a uno mismo.



———————————————- 
Ficha TécnicaTítulo: El Club De La LuchaAutor: Chuck Palahniuk.Páginas: 240.Editado por: Debolsillo. Año de publicación: 1996.
Comprar
Reseñas

El Olor De La Noche – Andrea Camilleri

Entre estafadores de poca monta, mujeres al borde de un ataque de nervios y policías que sólo obedecen a la ley que les dictamina su propio ego, se desenvuelve una marabunta de aventuras y desventuras protagonizadas por el célebre Comisario Montalbano. En la sexta tentativa de esta inagotable saga, Andrea Camilleri ofrece una obra liviana en cuanto a formas, con un ritmo trepidante que derrocha una mezcla de acción, humor y giros inesperados. El Olor De La Noche se sirve del género policíaco como vehículo para dar una visión del mundo genuina, donde fuera de los clichés convencionales, el falso cinismo y lo políticamente correcto, reside la implacable y, a veces, dolorosa verdad.

Para hablar de Andrea Camilleri es inevitable hacerlo también del Comisario Montalbano –nombre escogido en homenaje a su extinto amigo Manuel Vázquez Montalbán–, protagonista de una serie de más de veinte obras, la cual salió a la luz a mediados de los años noventa y que aún hoy se sigue reproduciendo a ritmo de más de un título por año. A pesar de confesar que el peso del personaje llegó a extenuarlo hasta el punto de querer asesinarlo, el propio autor ha revelado en entrevistas que la obra final está escrita desde hace una década y que verá la luz cuando al siciliano, de más de noventa años, no le queden más fuerzas para seguir desempolvando la pluma. La saga ha derivado en un éxito sin precedentes que ha situado al italiano en top ventas de su país, llevando a Montalbano a la pequeña pantalla en uno de los mayores éxitos de audiencia de la historia de la televisión pública italiana.

Pero no sólo de Montalbano vive Camilleri, quien además ha firmado otra treintena de obras que suelen enclavarse en torno a su Sicilia natal, por las que discurren altas dosis de costumbrismo, crónica e ironía, entre las despuntan La Temporada De Caza (1992), La Concesión Del Teléfono (1998) o La Muerte De Amalia Sacerdote (2008). Un detalle que sorprende al revisar la bibliografía del autor, es la explosión creativa que registró alcanzada la senectud, concentrando en ella la inmensa mayoría de su bibliografía. De hecho, de haber mantenido ese endiablado ritmo de publicación durante toda su carrera, estaríamos ante el autor más prolífico de todos los tiempos. Destaca también su dilatada carrera como guionista, director de teatro y televisión, así como su compromiso social y político desde posiciones marcadamente de izquierda.

Así pues, El Olor De La Noche nos sitúa entre las localidades sicilianas de Vigàta y Montelusa, donde ha saltado por los aires la clásica estafa piramidal. Un grupo de personas invierte una cierta cantidad y en pocos meses reciben jugosos intereses con el dinero procedente de nuevos inversores, repitiendo este proceso de forma sucesiva hasta que el cabecilla, Giulio Cosentino, decide huir con el dinero y los pánfilos clientes que soñaban con fortunas provenientes de la nada se dan de bruces con la amarga realidad. El círculo del negocio lo cierran tres empleados, entre los que discurren mortales rencillas y pasiones que sobrepasan con creces la barrera de lo demencial. El objeto de la investigación parece claro: descubrir si Cosentino ha tenido éxito en su intento de huida o si bien un cliente poco amistoso lo ha mandado al otro barrio.

Aunque no recae el peso de la investigación sobre él, en un arrebato de simple curiosidad y sana diversión, el Comisario Montalbano decide involucrarse en el caso por su cuenta y dejar así en evidencia la nulidad y la testarudez de los investigadores principales, quienes apuestan por la indispensable colaboración de la mafia. Entre tanto, el lector descubre la singularidad del carácter del comisario mediante su incontrolable arrojo, su determinación frente a la mediocridad de su entorno laboral y su brillante clarividencia ante la estupidez social.
 “–Coño. Todo por culpa de la televisión –dijo Montalbano.
–¿Qué pinta aquí la televisión?
–Pinta mucho. No hay telediario que no te bombardee con la Bolsa, el Nasdaq, el Dow Jones, el Mibtel, la Pollatel… La gente se impresiona, no entiende ni torta, sabe que se corren riesgos pero que se puede ganar, y se arroja en brazos del primer estafador que pasa: deja que yo también participe en el juego, déjame participar. .. En fin, ¿qué idea te has formado?
Aunque la trama principal se centre en la búsqueda de Cosentino, Camilleri deja espacio para que su personaje estrella se desenvuelva en otras facetas, enlazando estas con las entregas precedentes de la saga. Salvo Montalbano muestra un apetito desmedido y un gusto exquisito por la cocina tradicional, se deshace por aparentar que es más que nadie y le hierve la sangre ante el más mínimo signo de poder quedar en evidencia. En el apartado sentimental, aparentemente se muestra como un tipo frío y distante a su pareja, pero tras la armadura se esconde ese ápice de debilidad que lo convierte en humano, del cual es sobradamente consciente. Sus intervenciones, en un texto donde los diálogos tienen un especial peso y potencia, no dan puntadas sin hilo.
–¡Pero a ver si acabáis de una vez con esta historia del tabaco! A los fumadores les hace daño, eso es evidente. Pero, a vuestro juicio, la polución del aire no importa, la contaminación eléctrica no importa, el uranio empobrecido es beneficioso para la salud, las chimeneas no hacen daño, Chernobil ha mejorado la agricultura, los peces con uranio o lo que sea son más alimenticios, la dioxina es un reconstituyente, las vacas locas, la fiebre aftosa, los alimentos transgénicos, la globalización os permitirán vivir como Dios, lo único que hace daño y mata a millones de personas es el humo que respiran los fumadores pasivos. ¿Sabes cuál será el lema de los próximos años? Haceos una raya de coca, así no contaminaréis el medio ambiente”.
El estilo empleado por Camilleri es muy directo. La acción es espolvoreada en rápidas sacudidas que hacen de la lectura un ejercicio vertiginoso y adictivo. No se encuentran excesivos alardes literarios, descripciones superlativas o monólogos abrumadores. Y si un escritor no necesita hacerse notar por el envoltorio, es porque la historia atesora por si sólo los mimbres necesarios para ser atractiva.  Por su parte, la fina capa de ironía tampoco merece ser forzada, en una patente muestra de identidad.

En resumen, El Olor De La Noche es una atrevida y personal revisión a los clásicos policiacos, desde la sabiduría que otorga la experiencia y la tranquilidad que da el no tener que demostrar nada a nadie y escribir desde las entrañas, cómo y de lo que a uno verdaderamente le viene en gana. Le sucederán más y merecidas lecturas.



———————————————-
Ficha Técnica:
Título: El Olor De La Noche.
Autor: Andrea Camilleri.
Páginas: 224.
Editado por: Salamandra.
Año de publicación: 2001.
Comprar
Reseñas

Elisa Frente Al Mar – Clara Asunción García

Hay historias que solo piden las palabras justas para ser contadas, las cuales requieren envolturas de un tejido holgado para no aprisionar el arraigo de sus emociones. Hay historias que traspasan la piel sin salir de otra piel, que son traslúcidas para las miradas claras. Hay historias que no necesitan reinventar para desbordar personalidad, que retratan la vida sin renunciar a ningún color. Una de esas historias es Elisa Frente Al Mar, una obra que invita a sumergirnos en las corrientes de la intimidad al ritmo que marcan las mareas, ocultando y dejando ver su fondo de forma periódica. Su carácter cercano destila una melancolía vibrante que, junto a un estilo directo, conforma un relato conmovedor y cautivador.

La novela está firmada por Clara Asunción García, quien se dio a conocer en el año 2011 con la novela El Primer Caso De Cate Maynes, que combina el género policiaco con dosis de sexo y sarcasmo, extendida por una segunda parte titulada Los Hilos Del Destino en 2014. Entre medias de las andanzas de la detective Maynes, la autora publica dos aventuras de mayor calado sentimental tales como La Perfección Del Silencioy Elisa Frente Al Mar. Cabe destacar que esta última ha traspasado fronteras, siendo recientemente traducida al francés como Face À La Mer. Además, la escritora ilicitana cuenta con una buena colección de relatos seleccionados en recopilatorios junto a otros autores consagrados donde demuestra su versatilidad con la pluma.

De esta forma, Elisa Frente Al Mar nos transporta a un faro sobre un acantilado sinuoso donde el viento susurra recuerdos y los funde sucesivamente con el presente de Valeria, Elisa y Nuria. La trama principal se centra en la evolución de la relación amorosa entre estas dos últimas, el descubrimiento de su sexualidad, los prejuicios de la sociedad, el sexo cándido, la aceptación y el rechazo de uno mismo, los miedos que conducen hacia la autodestrucción y la nostalgia imperecedera. Cercana a Nuria se encuentra Valeria, quien se erige como su particular voz de la conciencia, acicate ante sus dudas, paño de lágrimas ante los desengaños, pero sobre todo fiel amiga. La desgracia de un entorno familiar violento se cierne sobre ella y su relación con Nacho, lo cual agrava la debilidad de Nuria.

Una de las principales virtudes que posee la novela es la de despertar la convicción de la existencia del amor verdadero, mediante las vivencias e incuestionables reflexiones de sus personajes, bajo un punto de vista no superficial. Es la elaborada psicología de los personajes, el nivel de profundidad al que se invita al lector a ser partícipe, el que logra ese punto de credibilidad y coherencia. El enamoramiento, rozando la obsesión, de Nuria por Elisa y su sentimiento de culpa ante el trágico destino de Valeria personifica el alcance intimista de la obra, reforzado por el hecho de ser esta la narradora de la trama.

Encontrar raciocinio en el amor, qué estúpida. ¿De qué está hecha la luz cuando incide sobre una gota de rocío? ¿Qué nombre recibe? No hay un nombre para algo así.
Sí, hoy he reconocido seguir enamorada de esta mujer, Elisa, pero, ¿es real o fruto de un anhelo agazapado durante años? ¿Qué siento ante sus palabras? ¿Miedo a una nueva decepción? ¿Ha logrado, por fin, esta Elisa madura, romper el espejo? Ya no es una adolescente; ya no tiene veinticinco años. Ha tomado decisiones y sé ahora que algunas de ellas la han conducido hasta aquí. Sí, me confieso aún enamorada, pero, enamorada, ¿de quién? ¿De la idea de Elisa, más que de la verdadera Elisa? ¿De la Elisa que he guardado dentro de mí todo este tiempo con avaricia y rencor? ¿La amo? ¿O lo confundo con añoranza, con una construcción quimérica que lleva su nombre?

Otra de las gratas sorpresas de Elisa Frente Al Mar es su estilo narrativo, al alternar vivencias del pasado con las del presente de una manera no convencional y sólida. Su estructura se podría comparar a abrir las capas de una cebolla hasta llegar a su corazón. Y es que el entramado principal queda expuesto en los primeros capítulos, pero, prescindiendo de cualquier tipo de linealidad de los acontecimientos en las dos líneas temporales, tiene lugar un progresivo enriquecimiento argumental que relativiza de manera magistral la reiteración de ciertos pasajes, convirtiendo a cada vuelta de tuerca en indispensable. La escritura empleada es accesible, forjando un ritmo ágil y consistente con la temática, aunque hay espacio para citas memorables.

Acepto la enfermedad, acepto la catástrofe natural, el azar mal dado. No acepto la mano del hombre”.

¿En qué está pensando esta tía? Llevar la goma de las bragas apretada tiene sus consecuencias, alguien debería decírselo”.

Por tanto, partiendo de una temática que pudiera parecer anodina, Elisa Frente Al Mar brilla de manera singular hasta permanecer reluciente en la retina del lector. La humedad de sus marejadas y tormentas es de la que cala con o sin chubasquero. A pesar de haber atinado con la extensión y dejar entrever ciertas tramas elididas, es una verdadera lástima que el libro se devore en un suspiro. Seguro que en breve nos lanzaremos a destripar otros de su autora.



———————————————-
Ficha Técnica:
Título: Elisa Frente Al Mar.
Autor: Clara Asunción García.
Páginas: 216.
Editado por: Autoeditado.
Año de publicación: 2013.
Comprar
Web