Relatos

El despegue del niño torpe

Uno de los defectos que más cuesta reconocer es la torpeza. Dicen que cuanto antes se asuma una carencia, antes se podrá poner remedio o reunir aplomo para afrontarla. En mi caso, fui consciente de que era una persona torpe en el parvulario, a los cinco años. Fue en una clase donde aprendíamos las formas de los polígonos cuando la profesora me pidió que citara uno. “El círculo”, contesté sin arrojo de duda. “¿El círculo, niño? Un curso entero llevamos con los polígonos y dices el círculo. ¡El círculo no tiene lados!”, respondió ella y enseguida me puse colorado como un tomate maduro. Quizá no lo hiciera con tal intención, pero aquellas palabras se hartaron de sobrevolar mi cabeza de niño. Aún hoy escucho su eco cuando creo perder los pies del suelo.

Seguir leyendo «El despegue del niño torpe»
Autobombo · Navidad

Relatos navideños

Aunque esta Navidad se presente de forma atípica, me gustaría compartir con vosotros un poco de dudoso espíritu navideño. A continuación rescato algunos textos que escribí embriagado por el olor a incienso, empachado de turrón y mazapanes y convaleciente de un ataque epiléptico tras ver las luces que cuelgan de nuestras calles. Como siempre, disculpen el bochorno. Aprovecho para desear unas felices fiestas.

El milagro de Santa: Un Santa Claus psicodélico ha llegado a la ciudad desafiando la Nochebuena y las normas de convivencia.

Falaz Navidad: Recuerdos infantiles sobre una Navidad que se llevó por delante mi candidez.

El Belén de 1992: Ha nacido un nuevo niño Jesús que desde muy joven será consciente de las miserias del sistema. ¡Crucifixión o regalos bajo el árbol!

Regalos para el ego: El ego se va de compras navideñas y perpetra un bochornoso desfalco.

Responsables en Navidad: La pandemia ha llegado a la Navidad y los mensajes de felicidad y alegría son aderezados con responsabilidad.

Turrón duro: Se aproxima la Navidad más triste de Ramón. Su hijo Toni está en la cárcel, pero siempre hay un rescoldo de esperanza en Nochebuena.

Navidades extraordinarias: Recopilatorio gratuito de relatos navideños junto a otros genuinos compañeros de escritura.

Relatos

La ecuación de la incertidumbre

Después de varios años dando tumbos, había conseguido plaza en la universidad. Aquel hito personal resultó ínfimo comparado con una pandemia de magnitudes ilimitadas. Durante los meses de confinamiento, mientras me debatía entre adoptar una vida ermitaña o disfrazarme de pirata y lanzarme a desenterrar tesoros recónditos, llegó una tromba de concursos para profesores universitarios. Con la amenaza de una recesión sin precedentes, aquellas convocatorias parecían anunciar la salida inminente del último tren académico.

Seguir leyendo «La ecuación de la incertidumbre»
Relatos · Vida Moderna

El sábado por delante

Es sábado. Los rayos de sol entran por las ventanas de la buhardilla y se empeñan en interrumpir mi plácido sueño. El reloj está a punto de dar las ocho. Me siento rebosante de energía. Decidido, despierto para aprovechar el sábado que tengo por delante. Mientras tomo café, una marabunta de planes atractivos revolotean en mi mente. Componer un soneto, ir a la montaña a coger setas, hacer y tender dos lavadoras, escribir cartas a amores marchitos, asistir a un concierto de orquesta de cámara, salir a cenar a un restaurante fino, adoptar un cerdo vietnamita, decidir mis últimas voluntades…

Seguir leyendo «El sábado por delante»
Relatos · Vida Moderna

Certamen de gruñidos porcinos

No debería, pero he vuelto a caer en el peor error que puede cometer un aspirante a escritor. He leído los relatos finalistas del XIV Certamen Literario ‘Come jamón, escribe un montón y engorda el corazón’, al cual me presenté. Suelo lanzar mis textos a estos concursos con la misma convicción con la que un universitario se presenta a un examen tras haber estudiado sólo la noche de antes. La mayoría de veces no obtengo respuesta, incluso si figuro entre los seleccionados, a no ser que los organizadores quieran vender el recopilatorio compuesto por otros quinientos seleccionados. En esta ocasión, me enteré del fallo por una casualidad fatal: comprando un paquete de lonchas de jamón envasadas al vacío en la web de Tocino Feliz, la empresa organizadora del certamen.

Seguir leyendo «Certamen de gruñidos porcinos»
Madrid · Vida Moderna

Lo de la feria del libro

Tras un lustro de ausencia, este año he vuelto a pasear por la feria del libro. Ansiaba este evento, pues recordaba mi anterior visita como un adolescente lo hace con su primer polvo. Fue en 2016. Lo de la feria. Me dirigía a una conferencia sobre piensos para ganado porcino que se celebraba en Nájera. Mi ruta entre Granada y la población riojana tenía una parada de cuatro horas en Madrid. Como cualquier gañán de provincias, me dirigí hacia el Parque del Retiro. Allí me sorprendió una hilera enorme de casetas en las que se agolpaban libreros, editores y escritores de todos los pelajes. He de reconocer que me sorprendió que mi concepto de literatura distara tanto de la que allí se vanagloriaba. El populacho esperaba ansioso las firmas de referencias de la talla de Mario Vaquerizo, Esperanza Aguirre, Pepe Rodríguez de MasterChef, Nuria Roca o Risto Mejide. Casualmente, todas se ganaban bien la vida asando carne en televisión.

Seguir leyendo «Lo de la feria del libro»
Vida Moderna

El síndrome del nido vacío

Hace casi diez años que abandoné el nido. Lo hice sin saber muy bien adónde y todavía hoy lo desconozco. Tras mi salida, se sucedieron la de mi hermano, la de mi abuelo y la del canario, al que apodábamos ‘Gorgoritos’, a sus respectivos e inciertos destinos. A consecuencia de estas marchas, mis padres se quedaron solos e hizo su aparición el consabido síndrome del nido vacío. Alguna vez pensé en preguntarles cómo lo combatían, si acudían a misa o a clubes de swingers, si se habían apuntado a clases de baile latino o paddle surf. No obstante, evité la tentación, pues hay detalles que un hijo no necesita saber.

Seguir leyendo «El síndrome del nido vacío»
Vida Moderna

La feria del barrio

Anoche me di un garbeo por la feria del barrio. Sin el incombustible festival Zaidín Rock, sin casetas en las que las vecinas desempolvan el traje de faralaes para bailar sevillanas, la feria es la única manifestación que recuerda que a comienzos de septiembre se celebran las fiestas populares. Ir a la feria es como viajar al pasado, como adentrarse en una suerte de ciudad sin ley en la que la congruencia ha sido desterrada. Así que, discretamente, me adentré en la jungla y contemplé esperando a que las historias se escribieran por sí solas.

Seguir leyendo «La feria del barrio»
Autobombo

‘Otro día más’ seleccionado por La Oruga Azul

Estoy muy contento de anunciar que mi relato ‘Otro día más’ ha sido seleccionado en el concurso “El sombrero de tres picos” para un número especial de la revista ABSOLEM. Dicho concurso estaba organizado por la Asociación La Oruga Azul, radicada en Guadix (Granada), y en esta ocasión la temática era el mundo rural. El texto trata de narrar un día en la vida de mi abuelo y sus quehaceres agrícolas, interminables y extenuantes, ejecutados con una humildad y una entereza de la que me siento especialmente orgulloso.

En este enlace se puede leer el fallo del concurso, así como la selección de los relatos ganadores y los seleccionados para un futuro recopilatorio.

Madrid · Vida Moderna

¿Vejez o madurez?

En algunas ocasiones me pregunto si ya soy una persona madura. Otras veces me cuestiono por qué un kilo de kiwis cuesta más que un paquete de papel higiénico, cómo hacen las anchoas para anidar en los olivos y convertirse en aceitunas rellenas o si el suavizante de verdad suaviza la colada. Me hago preguntas a las que sólo el bochorno sabe contestar.

Seguir leyendo «¿Vejez o madurez?»
Vida Moderna

Algoritmos de ascensor

Hace poco soñé que me quedaba encerrado en un ascensor junto a un desconocido. El hecho resultó especialmente desconcertante por dos motivos: no suelo tomar ascensores por prejuicios morales y la gente evita coincidir conmigo a solas. Mi relación con los montacargas se debió torcer durante mi infancia, precisamente cuando recurrentemente soñaba que montaba en un ascensor que no paraba de bajar. A mitad de noche me despertaba sin saber si continuaba en mi cama o si estaba en una planta subterránea a centenares de metros de profundidad.

Seguir leyendo «Algoritmos de ascensor»
Autobombo

Finalista Certamen de Relato sobre Vida Universitaria

Esta mañana he recibido la notificación de que mi relato ‘La ecuación de la incertidumbre’ ha sido finalista en la XIV Edición del Certamen Internacional de Relato Breve sobre Vida Universitaria, organizado por la Biblioteca Universitaria de Córdoba. En la misma participaban un total de 111 relatos provenientes de multitud de países europeos y latinoamericanos. Junto a los ganadores y otros finalistas, el relato será publicado en una antología editada por la Universidad de Córdoba.

Seguir leyendo «Finalista Certamen de Relato sobre Vida Universitaria»